Acné

Home » Consejos » tips » Acné

El acné es una enfermedad de la piel muy común en la adolescencia pero puede persistir hasta la edad adulta. Se presenta en áreas de la piel en las que abundan los folículos pilosebáceos cara, pecho, espalda). El acné es una enfermedad con un alto impacto emocional y psicológico razón por la que los pacientes buscan ansiosamente un tratamiento que rápidamente controle o elimine el problema.

Existen numerosos factores que influyen en su aparición:

  • Excesiva producción de sebo o «grasa» (seborrea)
  • Acumulación de las células de la piel en el conducto folicular (poro)
  • Aumento de la población de bacterias (P.acnes) en la piel
  • Producción de sustancias que causan inflamación de la piel

Existen también algunos factores agravantes del acné como:

  • Aumento en actividad o en cantidad de andrógenos
  • Aplicación de algunos cosméticos en personas con predisposición
  • Fricción excesiva, roce, estiramiento y compresión (pellizcamiento) de la piel
  • Exposición solar
  • Uso de algunas medicinas como los corticoesteroides tópicos y orales, algunas hormonas (tiroideas, progesterona), barbitúricos, isoniazida, vitaminas (A, B2, B6, D en altas dosis), yodo, etc.
  • Contacto con sustancias como insecticidas, aceites minerales, gasolina
  • Estrés emocional

Tipos de acné:

  • Leve predominio de puntos negros (espinillas), pocas lesiones inflamatorias y es más frecuente en el rostro
  • Moderado: combinación de espinillas, lesiones rojas inflamatorias en cara, pecho y espalda
  • Severo: abundantes lesiones rojas inflamatorias con pus que tienden a dejar manchas y cicatrices
  • Secuelas: son las consecuencias permanentes del acné. Principalmente manchas y cicatrices y son más frecuentes en personas que se aprietan las lesiones

Tratamiento:

En la actualidad, el tratamiento del acné dispone de una amplia variedad de herramientas terapéuticas: antibióticos orales o tópicos, cremas o geles con retinoides, procedimientos que descaman la piel como los peelings y láser.

El tratamiento está enfocado a corregir las causas según el grado de severidad de cada paciente.

Aproximadamente el 60% de los casos son auto-limitados y pueden ser manejados con un tratamiento agudo (1 a 4 meses). En los otros, es una enfermedad que requiere tratamiento por un período prolongado (6 meses a varios años).

El tratamiento del acné ha avanzado hasta el punto de obtener excelentes resultados aún en aquellos pacientes con casos más severos.

Con respecto a la dieta, se recomienda llevar una dieta «equilibrada», con horarios determinados, rica en ácidos grasos omega -3, frutas y verduras, el consumo de lácteos orgánicos con menor contenido hormonal, beber agua, evitar el cigarrillo, realizar ejercicio, dormir lo suficiente, y limitar el consumo de alimentos grasos («frituras»), comidas rápidas, sodas, exceso de lácteos, jugos o bebidas enlatadas y cereales de caja y barras.

Compartir: